Macri dice que pondrá su fortuna bajo control de un fideicomiso

30 de Noviembre del 2015

El Presidente electo de Argentina, Mauricio Macri, hijo de quien fue uno de los hombres más ricos del país, declaró que quiere poner su fortuna bajo un fideicomiso, apenas asuma la jefatura de Estado, el próximo 10 de diciembre. Así pretende marcar diferencias con sus predecesores y evitar cuestionamientos o sospechas posteriores de que puedan estar actuando para favorecer sus propios intereses o por enriquecimiento ilícito.

“Estoy buscando un instrumento que le de mayor transparencia a mi situación patrimonial mientras dure la Presidencia”, dijo Macri durante la entrevista con el periodista Luis Majul, en su programa de televisión La Cornisa emitido la noche del domingo. Así el gobernante electo dio a conocer el esquema en el que está pensando. “Voy a intentar generar un instrumento, un fideicomiso para que yo pueda alejarme de toda esa situación”, explicó.

Se trata de una modalidad similar a la que han usado los presidentes de Estados Unidos, como Reagan, los Bush y Clinton que, como tenían una buena fortuna al llegar a la Casa Blanca, colocaron su patrimonio a cargo de un fideicomiso ciego. El actual gobernante, Barack Obama, en cambio, no lo hizo.

En su última declaración jurada, presentada en la Oficina Anticorrupción antes de la primera vuelta del 25 de octubre, Mauricio Macri aseguró tener bienes por un monto equivalente a 52 millones de pesos argentinos (unos US$ 5,3 millones).

Macri marcaría así una distancia considerable con la presidenta saliente Cristina Fernández de Kirchner, quien desde que llegó al poder no ha hecho otra cosa que incrementar su patrimonio, compuesto principalmente por propiedades. La mandataria declaró bienes por 64.629.891 de pesos argentino (unos US$ 6,6 millones) para el año 2014, un 16% más que el año anterior.

En Chile, Sebastian Piñera –cuando era candidato presidencial- entregó en abril de 2009 cerca de US$400 millones bajo la figura de “mandatos de administración discrecional de cartera de inversiones sin información al mandante” a diversos bancos de inversión, una figura que concluyó en enero pasado. Durante el gobierno de Piñera se envió al Congreso un proyecto de ley para establecer el fideicomiso ciego para autoridades -no solo para Presidentes sino que también incluye a parlamentarios-, iniciativa que hasta ahora no se ha convertido en ley.

Durante la entrevista, Macri también dijo que será muy estricto con sus funcionarios en cuanto a probidad y que ante una acusación de corrupción en contra de ellos “lo primero que voy a hacer es estudiar la denuncia. Si la denuncia está bien hecha, con mucho rigor en la investigación, la relación que va a cambiar es la mía con el funcionario. Yo lo voy a poner a disposición de la Justicia”, sostuvo. “Cualquiera que toque un peso que no le pertenece, el primer problema lo va a tener conmigo. Así que este es un tema que no es negociable”, destacó Macri.