Segundo día de paro en el hospital civil

23 de Noviembre del 2017

Óscar Rodríguez.

En el segundo día de paro general en el hospital civil de la ciudad de Oaxaca, médicos y enfermeras de la subsección 07 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Secretaria de Salud, realizaron protestas callejeras, bloqueando avenidas y cruceros estratégicos para exigir una mesa de dialogo con el gobernador Alejandro Murat, para que se garantice el abasto de medicamentos, insumos, equipo, uniformes y se cubra la deuda con terceros institucionales que se dejo de pagar desde el régimen del ex gobernador Gabino Cué.

El líder de la subsección 07 del sindicato Nacional de Trabajadores de la Secretaria de Salud (STSS),  Alberto Vásquez Sangermán, afirmó que los paristas no temen a los descuentos, ni a la amenaza de despedidos, o a las acciones legales que pueden emprender la Secretaria de Salud por la paralización de las actividades del hospital, ya que solo se ha suspendido las consultas externas, los rayos x y los servicios de laboratorio, además del área de transfusiones, funcionando de forma regular las acciones de emergencias, cirugías y la hospitalización de los pacientes.

El líder afirmó estar en espera de ser recibido por el secretario de salud estatal Celestino Alonso Álvarez, para establecer la hora y forma como se instalara la mesa de dialogo donde se puedan encauzar las demandas, donde expondrán que se requiere mejorar la dotación de medicamentos, material, insumos, equipos, y lo indispensable para que puedan garantizar los servicios a la población.

De la misma forma, exigen la entrega de 2 juegos de uniformes que desde el mes de mayo debieron recibir pero que no saben los motivos por los cuales no se ha dado cumplimiento. Colocaron mantas en los accesos al hospital en donde explican a la sociedad los motivos que los llevaron a tomar esta decisión, señalando que se trata de mejorar los servicios.

Vásquez San Germán, indicó que el “paro de brazos caídos”, es para exigir  que haya alimentos para la cocina, que no falta el agua, la luz, el gas, que sirvan las lavadoras, había el compromiso de adquirir nuevo equipo de lavado y se realice un rehabilitación general”.

También el pago a terceros institucionales, planteamiento que se hizo desde septiembre pasado, -donde aún se mantiene un adeudo de 800 millones de pesos que la administración pasada, la de Gabino Cué- que no pagó a pesar de que se le descontó a los trabajadores por concepto de prestaciones al ISSSTE, FOVISSTE o préstamos a corto y mediano plazo.

En respuesta el secretario de Salud Estatal Celestino Alonso Alvaréz, aseguró que de manera gradual y eficaz se ha dado respuesta a las exigencias del hospital Civil, primero con el convenio que se firmo con el IMSS para tener las compras consolidadas de medicamentos, lo que permite que haya un abastos del 85 u 90 por ciento en las principales formulas.

También se han concluido el área en oncología, la cocina y la lavandería, aunque el proceso va en etapas ya que se ha ido concursando las adquisiciones.

Alonso Alvarez, aceptó que cuando inicio la administración estatal, el pasado 1 de diciembre se ejerció una acción de alto impacto para resolver la crisis sanitaria que heredo el ex gobernador Gabino Cué, ya que se encontró a la Secretaria de Salud desfondada, sin recursos, y se busco la forma de empezar a recapitalizarla para dar cauce a todos los rezagos que se encontraron, e iniciando los procesos de auditoria para castigar los actos de corrupción que se cometieron.

De esta actuación, se logró fincar responsabilidades al ex secretario de salud Germán Tenorio, quien enfrenta un proceso penal por haber saqueados los recursos destinados a la construcción de hospitales, y clínica y compra de medicamentos.

Incluso hay una propuesta para empezar a desconcentrar el hospital civil, con la terminación del hospital de la mujer con lo que se le quitara carga al nosocomio para que tengan una mejor capacidad de atención.