EQUIS expone situación de mujeres en prisión por delitos de drogas ante la CIDH

10 de Mayo del 2018

 

Santo Domingo, República Dominicana. 10 de mayo de 2018.- Mientras en México estamos discutiendo entre amnistía y mano dura para las personas que han cometido delitos contra la salud, en la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) hoy se llevó a cabo una audiencia sobre los efectos negativos en los derechos de las mujeres que causa la criminalización por delitos de drogas en la región.

 

Esta mañana las integrantes de EQUIS Justicia para las Mujeres Ana Pecova, Directora Ejecutiva; Isabel Erreguerena, Coordinadora del Área de Políticas Públicas y Corina Giacomello, consultora; participaron en una audiencia en el marco del 168 Período de Sesiones de la CIDH.

 

Ahí señalaron que los delitos contra la salud son una de las principales causas de encarcelamiento de mujeres en la región. En Argentina, Brasil, Costa Rica y Perú, más del 60 por ciento de la población carcelaria femenina está privada de libertad por delitos relacionados con drogas. EQUIS Justicia para las Mujeres ha documentado que en México en los últimos dos años el número de mujeres que han ingresado a prisión en el fuero común por delitos contra la salud han incrementado en 103.3 por ciento. Respecto al perfil de las mujeres acusadas que se involucran en estos delitos, son normalmente pobres, con poca educación y únicas responsables de sus hijos e hijas.

 

En esta audiencia, se señaló que las cárceles son un lugar donde ocurren violaciones graves de derechos humanos, situación que en el caso de las mujeres, se agrava debido a la falta de medidas específicas para protegerlas. Las mujeres tienen un acceso desigual a los servicios laborales, educativos y artísticos en prisión y las representantes de EQUIS mencionaron con preocupación la falta de servicios de salud que afectan los derechos los sexuales y reproductivos de las mujeres. Esto se agrava en mujeres embarazadas y con hijos. Se cuestionó si la cárcel es la mejor opción para las mujeres acusadas de delitos no violentos.

 

Entre las medidas alternativas que se discutieron en la audiencia, se abordaron las cortes de drogas, las cuales están adquiriendo potencia en México. Se expusieron las afectaciones que tienen en las mujeres, quienes son invisibles, ya que muchas veces estas cortes en la práctica fomentan estereotipos de género y promueven el rol de las mujeres como principales cuidadoras.

 

Se propuso a la CIDH que se realice una evaluación del funcionamiento de las cortes de drogas para concluir si deben ser vistas como una medida efectiva, o es solo un parche a problemas más serios dentro de la política de drogas en la región. Por último, se presentaron dos videos de dos mujeres ex privadas de la libertad de México, que narraron los obstáculos que se enfrentaron al salir de prisión.

 

Se solicitó se generen datos sobre los efectos de la criminalización de las drogas y las mujeres privadas de la libertad en este marco. Subrayando la información no solo debe ser sobre mujeres sino abordar las violaciones de derechos que ocurren cuando el género se cruza con la discapacidad, origen étnico, migrante, orientación e identidad sexual entre otras. También se pidió a la Comisión una resolución sobre la criminalización de las drogas en la región, con énfasis en las mujeres y un informe sobre cortes de drogas.

 

En la audiencia estuvieron presentes la Comisionada Margarette May Macaulay, la Comisionada Flávia Piovesan; el Comisionado Joel Hernández y el Comisionado Luis Ernesto Vargas Silva, quienes se mostraron muy receptivos a la problemática, reconociendo su importancia y retos en la materia, especialmente se pronunciaron a favor de realizar un informe de uso de prisión preventiva para personas acusadas de delitos contra la salud, así como revisar el impacto de las Cortes de Drogas.

 

Para visibilizar la audiencia completa puedes acceder a:  

https://www.youtube.com/watch?v=3_oeAkX_l6k&layout=mobile&client=mv-google&app=desktop

Comunicado.